CHAQUE JOUR LA PAROLE DE DIEU
Jul 09

En París, homenaje al misionero de Belén Pablo Meier

La peruana Silvia Dana-Echevarria, presidenta de la asociación «Les Amis du Patrimoine», activa en París, llegó a Immensee en primavera y descubrió las pinturas sagradas en sacos del sacerdote y artista Pablo Meier SMB en el Bistro y en el patio de la residencia Im Bethlehem. Se entusiasmó con su singularidad y planificó hacer que el arte del misionero de Belén fuera accesible a un público internacional más amplio.

El proyecto «Les Amis du Patrimoine» tiene como objetivo restaurar la iglesia de Aucará en los Andes peruanos, que representa en su diseño y decoración un concentrado de la historia peruana desde los incas hasta la época colonial española. Silvia Dana-Echevarria, quien dirige la organización del proyecto, es originaria de Aucará. Su abuelo Fortunato le había dicho a su padre Raul: «Hay 33 pinturas en la iglesia de Aucará, nunca lo olvides.»

Miembro de SMB Max Egli con una residente de Aucará, 1989

¿Cómo se enteró Silvia Dana-Echevarria de Immensee? Quería conocer a Max Egli y Esther Nussbaumer, quienes trabajaron de 1988 a 1991 con la Misión de Belén Immensee en los valles de Aucará. Más de 30 años después del oscuro período de terror del Sendero Luminoso, la gente le había hablado de ellos.

Esther Nussbaumer con niños del pueblo de Aucará, 1989

La intensa discusión en Immensee planteó preguntas: ¿Quiénes son ustedes? ¿Cómo eran las personas allí, explotadas, civilizadas? ¿Cómo llegaron a tener sus lugares de culto y sus iglesias con las magníficas pinturas?

Durante esta visita, la peruana de París se apasionó por su tierra natal, los valles de Aucará en los Andes peruanos. Descubrió detalles hasta entonces desconocidos gracias a los relatos de los misioneros suizos en Immensee. También se apasionó por las pinturas sagradas en sacos de Pablo Meier.

Inspirada por este nuevo conocimiento y su admiración por el arte de Meier, Silvia Dana-Echevarria decidió dedicar una sesión de la serie en línea «Semaines de l’Amérique Latine et des Caraïbes» a su obra.

El evento, titulado «Arte y devoción sin fronteras: Pablo y los sacos de café», tuvo lugar del 16 de mayo al 2 de junio de 2024.

Basado en la película sobre el trabajo del artista, que fue subtitulada en francés y español, este evento llamó la atención del público internacional sobre el misionero de Belén fallecido en 2021.

Pablo Meier siempre se puso del lado de las poblaciones oprimidas y desfavorecidas durante sus muchos años de misiones en África y América Latina, tratando de dar una voz a estas personas sencillas, a menudo marginadas. Pintaba en sacos de café no utilizados: símbolos, sobriamente en formas y colores.

«Con el pincel, puedo decir más que con palabras; las imágenes tocan más que las palabras,» decía él.

Es una búsqueda abierta de la identidad, del misterio insondable. La misión como encuentro, de la cual nace la relación. Por lo tanto, es alentador ver que la misión de Pablo continúa.

Peter Leumann

11.06.2024

Para leer la versión original del artículo en alemán, siga este enlace.